Niños concebidos de forma consciente

Los padres que están despiertos, quienes han trabajado en sí mismos para mejorar su nivel de consciencia, cuando conciben a un nuevo ser, lo hacen desde la plenitud del Amor.

La conducta de los niños que han nacido de padres conscientes y a través de un parto respetado, suele ser diferente a la de los demás niños.

Ellos son muy seguros de sí mismos, no tienen miedo y están muy cercanos al amor.

Transcripcion del video:

Tengo siete nietos (ya lo he dicho) de los cuales hay unos que son hijos (y hablo de mis nietos, pero podría hablar de otros muchos niños que conozco, voy hacerlo así, otros muchos niños que conozco, ente ellos mis nietos) unos son hijos de padres conscientes, con parto respetado y otros no. Y la diferencia de conducta de esos niños es muy grande. Son niños muy seguros de sí mismos, los que han nacido de partos conscientes y respetados, son niños que no tienen miedo. Muy seguros, muy cercanos al amor. Muy amorosos y a la vez libres y poderosos. Y que se relacionan con los padres de una manera muy diferente, porque para empezar los padres, ya desde un inicio, hablan con ellos como seres, no hablan como si fueran trozos de papel que no entienden. O sea, los padres les hablan desde su sentimiento, no le dan lecciones, sino les hablan de ser humano a ser humano. Porque el ser, no tiene edad y el niño entiende perfectamente.

Mira, como renacedora (os puedo decir a todos) que he renacido a niños, ( ver Rebirthing-Renacimiento ) desde bastante pequeños y he vivido y he visto como están mucho más cerca de su esencia que los adultos. Porque cada vez que hay un momento de cambio en nuestra vida, el nacimiento fue el primer cambio, entonces si eso no ha sido resuelto, cada vez que hay un momento de cambio como: mi primera pareja, mi primer día del colegio, el día de la universidad primero, me separo de la pareja, vuelvo a otra pareja, un primer trabajo… cada vez, se activan las memorias de mi nacimiento y entonces es como si nosotros fuéramos el centro de una cebolla y se van poniendo capas, capas, capas, capas.

Cuanto más joven es la persona, menos capas tiene. Me acuerdo de un niño que era adoptado y sus padres adoptivos (que habían sido clientes míos)me pidieron que le diera sesiones. Le daba sesiones en el agua (este niño tenía como siete años) y no quería, por supuesto, por nada en el mundo meter la cabeza en el agua. Él sabía, su alma sabe los recuerdos que hay ahí, adentro. Y un día insistí mucho y le puse amorosamente, dulcemente la mano en la cabeza para apoyarlo un poquito, saca la cabeza y dice: “¡Pero tú no te has dado cuenta, de que yo no quiero estar adentro!”.

Como otra niña, que le digo que me pinte su nacimiento. Me pinta la mesa (esta tiene siete años) la mamá encima de la mesa con los pelos de punta (el típico dibujo de un niño de siete años) y entonces me dibuja una cosa negra aquí arriba en el cuello. Era una niña con muchos problemas y con unos padres con muchos problemas (luego os digo otra cosa) y cuando yo le pregunté “¿Qué es esto de aquí?” y me dice: “Yo”. Digo: “¿Tú sabes por dónde salen los niños? Y me lo enseña “¡Sí! Por aquí abajo” y “¿Por qué te has dibujado a ti aquí?” ¡Ah! Porque……………………. (Traducción del catalán)

Hoy en día, cada vez que a mí me llama alguien y me dice: “Quisiera que le dieras sesiones a mi hijo, porque tiene problemas”, siempre digo: ¡No! Al niño no me lo traigas ¡Ven tú! El problema no son los niños, el problema son los padres. Y los niños han absorbido todo esto. Entonces ¡Claro! Cuando los padres están conscientes, la relación con los niños es muy diferente y están aprendiendo a vivir desde la potencialidad pura, que significa la fuerza de un ser humano.

Público: “Hola, me gustaría preguntarle, si usted ve una relación con el trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad con la forma de nacer o grado de gestación”. MLB: Que buena esta pregunta ¡Me encanta! El trastorno de Déficit de Atención lo tienen los padres. Y eso es grave. Es grave porque a estos niños se les está medicando. Sí, he tenido varios, varias familias con este problema (hablo con conocimiento de causa). El niño lo que quiere es recibir el amor, la presencia de sus padres y no importa el tiempo; o sea, con esto no os quiero decir: No, es que yo tengo que trabajar, y no puede dejar de trabajar ( traducciòn del catalán) ¡No! Puedes seguir trabajando, pero cuando estés con tu hijo ¡Estáte!

No, estoy aquí haciendo la comida… “sí…qué…ya….ya…si…voy…ya…” El niño necesita la presencia, es una referencia de su propia presencia. El niño necesita la comunicación, desde el corazón, con sus padres. El niño necesita que sus padres no le hablen de culpas, no ole hablen de miedos, no le hablen de castigos, no le hablen de que es malo, no le hablen de competir. Le hablen de unión y es una pena, porque eso lo van perdiendo.  Entonces, después ¿Qué sucede? Que no les gusta lo que están viendo y se van… se van… Pero si a estos niños, si yo trabajo con los padres de estos niños y hacen renacimiento de su propio proceso de poca atención a sí mismos, el niño de pronto hace ¡Ups!Es que es maravilloso de verlo (me están viniendo a la mente recuerdos de varias familias). Viene, a lo mejor, a consulta la madre y me dice: “Oye, el niño está cambiando mucho” o “esto parece un milagro, pero tú no lo has visto”. Yo no lo conozco, la mayoría de las veces.

Tengo un proyecto que ahora… estamos empezando (es que tengo mucho trabajo) pero lo he hecho varias veces, cuando ya los padres han trabajado con ellos, entonces hago un seminario de tres días para esos niños y es muy bonito… Pero, son los padres tienen que trabajar ¿Estás de acuerdo? Me alegro. Si no estás de acuerdo, pues te daría las gracias por la pregunta. ¿Qué profesión tienes tú?

Público: “Psicopedagoga” MLB: ¡Ah! Es peor, ahora ves… sí… la pedagogía necesita renacer… pero lo que pasa… Yo he sido contratada en varios colegios, escuelas libres (o no, a veces la de ¿? una pública) pero el problema es que a veces, los maestros no quieren. Yo me he encontrado con ese problema. Y aquí hay que ser muy respetuoso. Si la persona quiere abrirse, si la persona quiere abrir su corazón, si la persona quiere hacer este trabajo, que además es fantástico, porque ¡WoW! Vas por el mundo con una fuerza y una paz muy grande y una felicidad inmensa en cada instante.

Yo puedo ser feliz y tener tristeza. A mí se me puede haber muerto un ser querido y ser feliz. La felicidad está adentro, no tiene que ver con nada de afuera. Cuando nosotros encontramos esa felicidad a dentro nuestro, estamos en el paraíso. Pero, yo si me he encontrado con muchos maestros (tengo muchos, la verdad sea dicha) y en la Escuela, la formación que la hago todos los años en Lanzarote (eso es un lugar que es un paraíso), la isla tiene mucha fuerza, pero Villa Amatista, que es donde la hago, es un paraíso. La hago del 11 al 31 de julio. Y bueno… Si hay personas que quieren abrirse para poder enseñarlo ¡Fantástico! Si no se quieren abrir, no podemos hacer nada, allí no… igual que haga consulta, igual que venga a seminarios, igual que haga grupos en Barcelona, en donde sea, yo soy como una nómada, que voy por todas partes. Y la verdad, es que me encuentro con personas maravillosas.

La verdad es que hay muchas personas, en una búsqueda maravillosa del amor y de la fuerza. Y dentro, pues, del mundo pedagógico, tengo muchos en la formación todos los años, pero falta mucho, falta mucho, mucho, mucho, muchísimo. Porque estos niños (que decía ella) de padres conscientes, después van al colegio y aquí tenemos un problema… y tú lo sabes.