La estrella brilla en ti

Durante muchos años tuve la creencia de que había algo malo en mi, incluso, en los inicios de mi búsqueda, me sentí guiada por algunos hacia una espiritualidad mental en donde la solución para encontrarme, estaba fuera de mi, gran paradoja. Tenía que ir a lugares especiales, seguir a personas especiales, tener hábitos especiales. ¡Se me hacía duro y muy difícil! Un profundo sentimiento dentro de mi me hablaba de ser uno más y no de especialismo ni diferencias. Seguía buscando más con la sensación de tener delante de mí un muro infranqueable.Agradezco haber descubierto a través de mucha respiración consciente, que en mi vulnerabilidad está el camino a mi verdadera santidad. A partir de ese momento me relajé, ¡que alivio! Comencé a vislumbrar un horizonte sin límites. ¡Cada vez había más amor para mi! Se trataba de unir mi mente con mi corazón, con todo mi cuerpo, con mis pies que tocan la Tierra, y desde ahí alineada, bien alineada con mi Espíritu. Aquí y ahora.La respiración me ha llevado a conocer quien Soy, mi identidad verdadera, y desde ella puedo ver sin miedos toda mi vulnerabilidad, que no es más que pensamientos generadores de emociones, y sensaciones, provenientes del inicio de mi vida, que se van activando a lo largo del camino para ser responsable y adultamente asumidos, acogidos, amados sin juicios, para finalmente, rendirme, permitir que suceda la transformación en mi a través del Gran Espíritu que está en la respiración conectada y consciente.Es apasionante y el camino del fin del sufrimientoTe deseo pues, que en esta Navidad descubras la estrella que brilla con fuerza sobre tu renacido Ser y que en este nuevo año nos unamos para liberarnos juntos y así crear un mundo de paz.Con amorMaría Luisa Becerra M.