Padres con Síndrome de Déficit de Atención

Ayer me preguntaron en la conferencia de Mollerusa algo muy interesante: ¿Qué pensaba yo, y cuál era mi experiencia con los niños con el síndrome de déficit de atención?.Con todo mi respeto, y basado en mi experiencia, quiero expresar que los que tienen déficit de atención son los padres más no los niños.Esos divinos niños saltarines, suelen ser, en la mayoría personas altamente sensibles y capaces que lo que están expresando como pueden es : “Papá, mamá, por favor amaros a vosotros mismos para que yo pueda tener luego una referencia de lo que es el amor. Lo necesito para mi camino”.Por favor no los etiqueten, son seres evolucionados que están siendo aplastados, lamentablemente.Padre, madre, maestros, si teneis niños así tomar conciencia de que lo que os están pidiendo es que hagais un viaje interior de conciencia hacia el autoamor, autorespeto y autoreconocimiento de vosotros mismos, la claridad de vuestros dones reconociéndolos humildemente para ponerlos al servicio de la humanidad y sobre todo la reconciliación con el pasado. Os desean adultos maduros y libres, espirituales y terrenos.¡Eso es lo que necesitan, esa es su gran medicina. Son maestros de amor! Pensar que vuestros hijos son extremadamente sensibles a todo y buscan desesperadamente aquello que perdieron en el inicio de sus vidas.Veo constantemente a madres sorprendidas en mi consulta cuando luego de su renacimiento y reconciliación con el pasado, ven como sus hijos cambian, se relajan, están presentes cuando ellas han aprendido a estarlo.Es una cuestión de PRESENCIA lo único existente.Con verdad, simplicidad y amorMaría Luisa Becerra Marín